Amigos…

En Pronet, Cameron se pregunta si tus clientes (consumidores, lectores, vendedores, espectadores… lo que sea) quieren ser tus amigos. La incógnita no le dura demasiado porque enseguida lista los atributos que debe tener una marca para que así sea, con lo que lo da por hecho.

Y sin embargo creo que la pregunta no es de respuesta tan rápida, como tantas preguntas últimamente. Y no sólo esa respuesta es para pensar un poco más… también cabe hacerse otra pregunta… vos, como marca, querés que tus clientes o consumidores quieran ser tus amigos?

Por definición, como marca, tu objetivo es vender algo. Lo que sea: un producto, un servicio, un estilo de vida, una forma de pensar, una forma de actuar, costumbres y hasta palabras o frases. A tus amigos difícilmente les vendas algo (difícilmente les quieras vender algo, supongo), salvo ese lavarropas viejo cuando por fin te compraste uno nuevo, o venderles el mejor plan de vacaciones para este verano, aunque no recibas monedas a cambio si no sólo compañía…

Pero ahora resulta que todos coincidimos en que las marcas tienen que ser amigas de los consumidores, ponerse a la par y hasta tener un MySpace para dialogar… No soy un excéptico ni tengo ninguna intención de llevar la contra. Busco soluciones y respuestas, no problemas y más cuestionamientos. Y sin embargo creo que en este punto radica la gran problemática de los marketineros en esta coyuntura. Es ahí donde entramos en el laberinto y andá a saber quién sale entero.

La premisa es clara: los consumidores, especialmente los que tienen entre 15 y 25, no quieren saber nada con ser eso, consumidores. No quieren ser target ni estar bombardeados de publicidad y ofertas. No quieren que los seduzcan y mucho menos que les digan qué está de moda, qué es obligatorio. Pero igual salen y se compran la ropa, escuchan música en el equipito que les parece bueno, recomiendan lo que creen cool y te destruyen si no estás a su altura, hablás en su idioma y entendés qué quieren…

Amigos, creo yo, nunca seremos. Yo vendo algo, vos sos el único que puede llegar a comprarlo. Para eso tengo que:

– ser cool
– ser abierto
– ostentar (disimuladamente) liderazgo
– recompensarte
– tratarte bien

… según Pronet. Y sí, todo muy cierto. Pero eso no está pasando hoy, 2.0 y toda lo que quieras. Eso pasa hace mucho, sólo que ahora cambiaron los medios y los que hablan son ellos, en su idioma y en espacios fragmentados como nunca antes lo habían estado.

Creo que la solución no es ser sus amigos. Para candidatos de amigos ya deben tener bastantes en el colegio que no parecen merecerlo. Creo que la solución es que ellos hablen por nosotros. Sí, a sus amigos, en su idioma, en sus espacios, pero que hablen de nosotros, de ese producto o servicio que nosotros y nadie más le estamos dando, de esa aspiración que realmente tiene que ver con sus deseos, de ese valor agregado que los ayuda a definirse, diferenciarse y sobresalir.

Una respuesta a Amigos…

  1. Matildas dice:

    Ahora empecé a entender un poco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: