Beme(s) of the week

mayo 4, 2007

(y último post de este blog)

Parecía que la semana iba a ser todo Digg y la revolución de sus usuarios o… “el día en que la gente realmente tomó el poder” (anoten: el 1 de mayo ya no es sólo el día del trabajador). Es tarde ya para explicarlo, además de aburrido, así que si no tienen idea de qué les hablo pueden pasar por Alt1040 a desasnarse (pero vuelvan!).

Beme… qué digo Beme, esto excedió todo lo visto antes. En pocas horas había cientos de posts explicando el asunto. Mashable se refirió al asunto al menos 5 veces en 3 horas (1, 2, 3, 4, 5), Parislemon, por quien me enteré via Twitter del asunto, también se dedicó a reportar en directo. Y sus cuates de Pronet no se quedaron atrás.

La historia voló. Demasiado “técnica” para llegar a los diarios, si embargo no hubo blogger que no “escuchara” al menos de rebote sobre el escándalo. Si linkeara todo lo dicho sería el post más largo de este blog de largos posts. Hago la fácil: el durante y el después en Techmeme.

En fin, es una historia rara. Por un lado está la excusa “lógica” de la gente de Digg… “¿les gusta Digg? ¿Quieren que siga existiendo? Entonces dejenme sacar esta historia porque podría significar un juicio que no somos capaces de llevar adelante”. Pero por otro lado no hicieron más que masticarse lo que hace un tiempo generaron con tanto éxito: ya no tienen el poder de decidir qué se postea y que no… le dieron el poder a su millón de usuarios, ya no hay forma de recuperarlo. Puede perfeccionar el algoritmo, la herramienta de detección de historias, pero no pueden combatir contra la opinión individual masificada, contra el consenso. Lo que no termino de entender es cómo se esparce la noticia. Cómo esos miles y miles, todos al mismo tiempo, sin organización previa, sin ponerse de acuerdo ni planificar se volcó feroz a poner en claro su punto de vista.

Parecía que no había con que darle a esa historia de martes… pero llegó el viernes… continúa acá.

—————————————————————————————–

Si no se fueron a la continuación les cuento: “Ponte la peluka” versión wordpress.com nació el 21 de septiembre del año pasado con este post. Fue mi (contando…) 4to blog, el primero fue por el 2004 y duró poco. En estos 7 meses (con paréntesis entre noviembre y marzo) escribí 53 post (sin contar este) y recibí, vaya casualidad, 53 comentarios. Ustedes lo visitaron una humilde cantidad de 1657 veces, con pico de 81 visitas en un día, hace sólo 3 semanas cuando escribí “Influenciar a los influyentes” (efecto AB calculo).

WordPress dice que entre 15 y 25 personas por día leyeron desde un feed reader. Feedburner, como pueden ver abajo, dice que nunca pasó de 11. Technorati hace unos días colocó al blog dentro del primer medio millón en su ranking, gracias a sus links desperdigados por ahí.

Escribo para entender. No concibo otra forma de ordenar el mundo. Masticar, rumiar y escribir. Recién ahí (a veces) puedo dar por comprendida una cosa. Y es tiempo de seguir entendiendo, por eso este blog sigue. Allá los espero si quieren ver a un pobre perdido intentando entender cosas. Continúa.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.